GRUPO 5º A

Literatura de Terror

Al grupo de 5º A se le ha asignado la categoría de literatura de Terrorrr!



SEGUNDA SESIÓN LEEMPRENDEDORES, lunes 17 de diciembre



Los chicos han visto los trabajos que habían entregado anteriormente







 TERCERA SESIÓN
El otro día tuvimos la tercera sesión con 5ºA y sus historias de terror.

 hemos visto monstruos de todo tipo: verdes, morados, vestidos de payasos...
Vamos a escribir varias historias diferentes, por elección de los chicos vamos a tener historias de brujas en Trasmoz, fantasmas en Belchite, seres de la mitología aragonesa en el Pirineo y sus monstruos en pesadillas terribles.
Nuestra colección de historias se llamará "Malos Sueños"
Aquí os dejamos lo que han hecho los chicos hasta ahora.


Tercera sesión 5ºa pp from leemprendedores2012

4ª SESIÓN LEEMPRENDEDORES 
 Ayer 11 de marzo tuvimos la 4º sesión de Leemprendedores y decidimos el logotipo y dimos las pautas para terminar de perfilar las historias, los chicos tienen que ir leyendolas y comentar que harían para poder mejorarlas: que cambiarían o añadirían para que esa historia les gustase más.

 Tienen mucho trabajo por delante, tienen que habérselas leído y mandado sugerencias antes de Semana Santa.
Ahora no vamos a hacer distinciones por departamentos y cualquiera puede ser escritor o diseñador.
¡Ánimo chicos y a dibujar!, tenemos la casa de las brujas en Trasmoz, el monstruo del miedo, el peluche, la niña que secuestra al monstruo, la plaza del pueblo de Trasmoz con la hoguera quemando a las brujas, las brujas haciendo pociones....todo lo que se os ocurra para ambientar nuestras historias.
Aquí tenéis las historias para que podáis leerlas. ¡Disfrutad de la lectura!


 

EL MONTRUO DEL MIEDO


 Queridos amigos, voy a presentarme. Soy el monstruo del miedo, estoy orgulloso de llamarme así, aunque  algunos amigos, mas bien pocos les asusta mi nombre, pero a mi no me importa nada. Y ya que me he presentado, os contare un poco mi vida; es decir; os contaré como soy y demás.

Una mañana estaba durmiendo, cuando me desperté por aquellos ruidos de la ciudad, abrí los ojos, es decir, el ojo porque solo tengo uno y, de repente vi toda una ciudad normal y corriente, no era como mi casa el viejo puente del pueblo de Belchite, me dí cuenta de que todos los niños como yo tenían unos padres maravillosos, y yo al contrario, no tenía padres. Estaba solo hasta que una niña me recogió, creyendo que yo era su peluche, pero no lo era. Me llevó a su casa y me puso en una silla con un oso, una muñeca de trapo vieja y que daba miedo, ¿más que yo?, no, claro que no. Bueno, voy a deciros las demás cosas que habían en aquella habitación; en la cama había unos peluches horribles, sucios y desgastados, pero no se de que estaban desgastados porque no los usaba para nada. Aunque a lo mejor, estaban desgastados de maltratarlos, no se es lo único que se me vino a la cebolla en aquel momento. Y en ese instante no solo pensé eso, si no que pensé, fue de que si esos peluches eran suyos y los maltrató a mí también me maltratará. En aquel momento, me puse gélido y con la cara blanca como la pared .No sabía que podía hacer y como no tenía ningún teléfono para llamar, pues no podía escapar; pero enseguida me acordé de que tenía la puerta trasera de la casa y la puerta principal para escapar. Cuando me acordé ya me quedé mas tranquilo.


Fui allí, y nada no se podían abrir ningunas de las dos puertas; ni la trasera, ni la principal. Pero enseguida me puse gélido de nuevo.     La niña vino hacia mí y su cara daba miedo lo que me hizo pensar que nunca escaparía de allí. Me cogió entre sus brazos, con una fuerza brutal que me faltaba el aire y volvió a llevarme a la terrible silla.


Llego su madre y  le empezó a contar que tenía un nuevo peluche, a lo que su madre decía: Katia hija, no podemos traer todos aquí llegará un día que no podrás traer mas.


Su pelo era gris, sus ojos tenían una mirada extraña, tenía unos dientes afilados como para devorar a mil personas a la vez. Me causo una sensación escalofriante y llegue a pensar que me comería de un bocado.


Las piernas me temblaban, mis ojos daban vueltas y mi sudor empezó a ser frío como el hielo. Pensé que nada bueno iba a suceder, mientras se acercaba a mí poco a poco.


 Me lanzó con fuerza hacia un sótano abandonado y que olía fatal, parecía que había muerto algún animal. Levaba unas escandalosas llaves y me cerró la puerta. Mientras ella decía…………….

¡Aquí te quedaras el resto de tu vida! .Sin saber que hacer, intente pensar que esa familia era muy rara y algún secreto escondía.


 Mas tarde bajó la niña al sótano con otro peluche en la mano y lo dejó a mi lado. Comencé a hablar con el y su nombre era Kirdey, tenia miedo y quería volver con su dueña en el pueblo de Belchite. Que casualidad era donde yo vivía.

 Yo le dije que buscaría la forma de salir, pero se asustó al ver que solo tenia un ojo en mi cara. Logré tranquilizarlo y le conté un poco de mi vida. Fue cogiéndome confianza y tanto era así que no se despegaba de mi lado ni un solo segundo.

 


 

Ideamos un plan para poder salir de aquella horrible casa, mientras la madre y la hija dormían. Encontramos un hierro al lado de la puerta. Pensamos hasta que se nos ocurrió una idea,  era de abrir la puerta con el hierro  e ir con mucho cuidado hasta la puerta principal de la  casa. Bien, pues cuando lo fuimos a hacer vino el padre con su hijo y  supongo que ya os imagináis como eran los dos, ¿verdad?, bueno, ¿qué? ¿Y que como lo sé? Pues la cosa es así, resulta que el padre con su hijo bajaron al sótano, no sé como podían aguantar ese olor asqueroso, GUAAAAAAHHHH.

 En aquel momento se acercó el hijo y dijo, ¡que hacéis vosotros hay! No se como mi hermana a podido guardar a estos dos trastos aquí en mi maravillosa habitación. Mi amigo y yo nos miramos  como diciendo ¿con este olor insoportable, alguien puede hacer vida aquí?

 Todos se fueron a dormir, era una noche fría con una niebla espesa. De cansancio nos dormimos y a mitad de la noche, el niño tuvo unas pesadillas y Kirdey se asusto. Dio un grito enorme lo que despertó al niño. Nos acercamos hacia el, estaba nervioso y su sudor se deslizaba por su frente empapándolo entero.

 


Kirdey le acercó un poco de agua y le preguntó, ¿estas bien chico? No era capaz de mediar palabra y sus ojos asustadizos nos avisaba que algo nos quería decir. Bebió un trago de agua y se acercó a la ventana de aquel triste sótano.


 Mi nombre es Tom, tengo 10 años y  este no es mi hogar. Llevo un año en este maldito lugar, mi casa esta lejos y no se de que forma volver. Ellos me trajeron aquí, solo tenían una hija ya que su hijo murió .Estaba muy enfermo, eso me dijeron y que yo ocuparía su lugar .Solo recuerdo que estaba jugando con mis amigos a la pelota, cuando una niña me dijo que se había perdido.

Me dijo que si podría acompañarla a su casa ya que la noche estaba cayendo, así que me decidí y sin saber como, me quedé aquí.



Los primeros días se hicieron muy largos, no eran malas personas, solo querían que yo ocupara el lugar de su hijo. En parte los entendía y yo decidí no hablar.

Me pasé mucho tiempo buscando la forma de salir, pero no me fue fácil. Decidí no volver a intentarlo y me acostumbré a mi nueva vida.

 Tampoco estaba tan mal, y si con mi presencia serian felices…

Si  que me acordaba de mi familia, pero sabia que algún día los volvería a ver y entenderían todo.


 Así que esta es mi historia y al veros aquí se me abrió el cielo. Esta noche con esa pesadilla, me he dado cuenta que mi familia también me necesita, y que por ellos no puedo hacer nada mas. Necesito que me ayudéis a salir de aquí y juntos podemos.

 Así que nos pusimos en marcha y por fin salimos de ese hogar. Deje una nota agradecido y que entendieran que mi familia también me necesitaba. Caminamos y cansados llegamos a mi casa, nos hicimos los tres mejores amigos del mundo. Prometimos volver a vernos siempre, aunque ellos dos vivían en Belchite, tan solo a 30 minutos de mi ciudad. El monstruo del miedo prometió a Kirdey que lo llevaría con su dueña y así lo hizo .En cambio el, ese monstruo de tan solo un ojo, volvió a su viejo puente y aunque no tenia familia esperándole, una nueva había encontrado.

 Si chicos, sus únicos y grandes amigos Kirdey y Tom, con los que aunque no se ven a menudo, comparten secretos y una gran amistad que duraría para toda la vida.

 



UNA VISITA   A  TRASMOZ
Trasmoz es un municipio español de la provincia de Zaragoza situado en la comarca de Tarazona y el Moncayo.  Trasmoz tiene un castillo, el castillo de Trasmoz.
El castillo de Trasmoz es una fortaleza ubicada en la Sierra del Moncayo.
Está fortificación es uno de los enclaves más disputados por los reinos de Aragón y Navarra, en la frontera  entre ambos.
Según fuentes navarras, el castillo de Trasmoz ya existía en 1185, cuando las tierras en torno a él pertenecían a Navarra, y eran pugnadas por los aragoneses.  Finalmente, empezó a formar pare de la Corona de Aragón por mediación de Alfonso II.
Anteriormente, pasó a manos de Sancho Pérez de Monteagudo, quién lo recibió por una donación de la Corona.
Finalmente, tras la unión de Castilla y Aragón, y el cese de las disputas nobiliarias, el castillo de Trasmoz quedó abandonado.
Un día decidí ir allí con unas amigas. Pero lo que nos ocurrió en aquel lugar no se lo imagina nadie…
Todo comenzó un 7 de octubre de 2008 cuando estaba en mi casa con mi amiga Ana preparando el equipaje y esperando al resto del grupo.
Habíamos quedado justo al lado de mi casa para irnos todos con mis padres. Cinco minutos después ya estábamos todas allí y nos disponíamos para irnos.
Hacíamos este viaje ya que empezaban las vacaciones de verano.
Durante todo el trayecto no paramos de pensar que lo primero que haríamos en el lugar sería visitar el castillo de Trasmoz.
Al llegar allí nos hospedamos en el albergue. Nuestra habitación era bastante grande, había una cama para mis padres y tres literas ya que eramos mis padres, yo y cinco amigas mías que se llaman: Raquel, Alba, Sara, Amanda y Ana. Además había un  baño bastante grande.
Eran las 21h, así que cenamos y nos fuimos a la habitación para dormir.
Por la mañana bajamos al restaurante para desayunar. Después subimos a la habitación para coger botellas de agua y demás cosas para la excursión al castillo de Trasmoz.
Al entrar a la habitación y después de coger todo lo necesario nos íbamos pero vimos que estaban limpiando la habitación.
¿Dónde van?-pregunto una de las mujeres.
Vamos a visitar el castillo- les dijimos nosotras.
_ ¿El castillo de Trasmoz?- preguntó la misma mujer, ahora asustada.
_ Sí_ le respondí_ es lo primero que queríamos hacer al venir aquí.
_ No deberían ir allí_ nos dijo tartamudendo.
_ ¿ Por qué no? _ preguntó mi amiga Sara.
_ ¿No han oído nada acerca del castillo?_ nos dijeron.
Nosotras nos quedamos muy pensativas.
_ No_ dijimos a coro tras unos segundos.
Nosotras no hicimos caso a las palabras de la mujer y nos dirigimos al castillo.
Después de caminar un buen rato vimos, en la cima de un cabezo, el castillo. Como estábamos agotadas por el largo camino que habíamos recorrido decidimos parar un rato a comer lo que llevábamos en la mochila.
Nos sentamos en una roca, y bajo la sombra de un árbol descansamos. Al cabo de un rato seguimos nuestro camino en dirección al castillo.
Cuando llegamos a la cima contemplamos el paisaje. En el cielo se veían grandes bandas de nubes de color grisáceo que se movía con lentitud al ritmo del viento. Se divisaba un ancho horizonte desde la altura en la que nos encontrábamos. Los prados eran de color verdoso, se veían muchos matorrales y arbustos. También se podían observar muchísimas plantas silvestres y bastantes árboles.
Entre todo aquello se encontraba el castillo.
Nos disponíamos a entrar cuando de repente oímos misteriosamente un siseo que parecía venido del interior del castillo. Aún así entramos. En el interior del castillo había ventanas muy pequeñas que parecían haberse hecho hacía muchos años.
_ Me está entrando miedo_ dijo Ana.
_ ¿Por qué?_ le preguntamos Raquel y yo.
_ ¿A vosotros no os ha asustado ese ruido de antes?_ nos dijo.
_ Nos lo habremos imaginado_ le dije.
_¿Todas?_ me dijo con un poco de miedo.
_ Sí, todas, no nos imaginemos cosas raras, ni le hagamos caso a la señora de la limpieza del albergue.
_ ¿A qué te refieres?_ me dijeron todas a coro, extrañadas.
_ Me refiero a que la mujer que estaba limpiando la habitación nos ha dicho que es mejor que no vengamos a este lugar.
_ Será mejor que no le hagamos caso_ dijo  Ana con  miedo.
_ Tienes razón, no tenemos porque tener miedo, venga, ¡sigamos!
Antes de que siguiéramos el camino, vimos que Amanda ponía cara de miedo, todas pensamos que ocultaba algo, como así era.
_ Amanda, ¿por qué pones esa cara?_ le pregunté.
_ Por …_ Amanda se quedó pensativa_ nada_ dijo después.
_ Por favor, di la verdad, estás poniendo cara de miedo, ¿por qué?
_ Esta bien, os lo digo_ dijo ella.
Todos nos volvimos a mirarla para ver lo que decía.
_ Os he estado ocultando algo_ nos dijo bastante dudosa.
_ ¡ Dilo!_ le dijimos.
_ Mi padre tiene un amigo cuyo primo se casó hace dos años y fueron de viaje de novios a Tokio, Japón.  Después del viaje, cuando volvieron, vinieron aquí a Trasmoz, ya que el primo del amigo de mi padre tenía familiares aquí.
Su mujer era italiana y, con todas sus buenas intenciones le dijo a su marido que si le parecía bien ir a ver el castillo, ya que la mujer no conocía prácticamente nada del paraje aragonés.
Entonces fueron, y como nosotras, también oyeron siseos y ruidos extraños, pero, llegó un momento en el que vieron a una mujer con aspecto de bruja, y nunca jamás volvieron al castillo_ nos relató.
_ ¡Se acabó!_ grito Ana_ ¡ Nos vamos de aquí!
Todos pensamos que tenía razón, entonces nos disponíamos a  irnos. Justo cuando salimos por la puerta oímos varios ruidos extraños, lo cual nos hizo correr más rápido.
Cuando llegamos al albergue vimos a la señora de la limpieza que nos advirtió sobre el castillo y le dijimos que tenía razón  y que en el castillo de Trasmoz ocurrían cosas extrañas.
Ya era la hora de comer y bajamos al restaurante, donde nos estaban esperando mis padres. Les contamos todo lo que nos pasó en el castillo y nos dijeron que en el castillo no pasaba nada y que nos lo habríamos imaginado, aunque hay testigos de los hechos que demuestran lo contrario…



 EL NIÑO DE LA REDACCIÓN

Todo comienza en una ciudad al norte de España ,situada a pocos metros de un cementerio del pueblo anterior.En esta ciudad la gente comentaba en panaderías,bancos ,colegios ,iglesias que se oían ruidos y grandes gemidos sobre las dos o tres de la mañana.Algunos comentaban que seria algun fantasma de la colina del pueblo de al lado,otros la leyenda del guerrero matado por no se sabe quien,otros el espiritu maligno de un señor que decapito a su hermano para quedarse con toda la herencia familiar.Y asi un montón de dudas.

Yo voy a intentar contaros lo que pueda ir descubriendo poco a poco:

En esta ciudad como bien he dicho habia un fantasma de la colina del pueblo de al lado,los más ancianos contaban que trataba de un guerrero que habia luchado en muchos combates y de lanoche a la mañana habia desaparecido.Comentaban que era buena persona y de corazon muy noble,cada vez que tenia que luchar le era imposible dormir ya que un dia soño de que todas las personas que el habia matado por ordenes de sus superiores se le aparecerian en sueños.El comentaba a la gente del pueblo que nunca se creeria ese sueño,pues son sueños y no se hacen realidad.Tambien decian de el que habia sido matado con un tiro en el pecho aravesandole la vala por el corazon , ke daria en el suelo inmovil y que nadie le habia  encontrado .

Pasaron muchisimos años y todavia nadie habia dejado de hablar de este tema,pasaron de padres a hijos ,a nietos a bipnietos y asi de generacion en generacion..

Un buen dia una familia de clase media decidio ir al la colina a pasar la tarde,disfrutar de la naturaleza,el olor a pinos ,eucaliptos,escuchar el susurro del viento que soplaba entre las montañas,lo que se diria respirar aire puro despues de toda una semana de intenso trabajo.

Despues de llegar a la colina y pasear por una zona donde los arboles aparecian cortados por la mitad,encontraron muchimos animales muertos y la aparicion de grandes buitres comiendose su majar mas preferido,el padre de familia comentaba que alli habia sido  el lugar de muerte del guerrero,según le contaba los abuelos,que habia un caserio a pocos metros de alli y ke le gustaria ir para descubrir si lo que la gente comentaba era verdad o simplemente era un chisme mas del pueblo.Pues bien decidieron ir poco a poco observando el lugar sin perder detalle de lo que le rodeaba ,mirando al suelo por si aparecia algo en la colina que no era normal,mirando al cielo por si el temporal cambiaba,ya que la tarde se iba oscureciendo poco a poco.Asi poco apoco se acercaban a un caserio abandonado ,donde la maleza tapa hasta las ventanas,donde en el suelo habia restos de sangre como si alguien hubiesa arastrado algun animal  .La curiosidad y la intriga se apoderaba de todos tambien el miedo por lo que podian encontrar en su interior.Sin pensalo un minuto mas  sehabian acercando cada vez, más y más a ese caserio,tenia el tejado medio hundido,los marcos de las ventanas oxidados por el agua de la lluvia,la puerta un poco carconida y a su vez de envejecida madera estaba casi podrido todo del agua pero aun asi la curiosidad se adueñaba de esa familia ,sobre todo del niño que con ocho años parecia el más decidido de todos.Sus abuelos maternos le habian contado la historia pero ,no se la tomo nunca en serio , animaba a su familia para entrar les decia que todos los cuentos que le habian contado eran fantasias ,que no habia ocurrido de verdad siempre ponia como ejemplo el cuento de los cerditos y el lobo,ke un lobo no podia tirar una casa de ladrillo soplando,que no podia hablar,cuando le contestaba a caperucita cuando se comio a su abuela……y asi en cada cosa que no estaba de acuerdo de los cuentos infantiles .

Su padre comentaba con su madre que podia tener razon ,porque no explorar esa zona,ver el interior del caserio,remover en caso de que hubiera algun mueble con cajones,algun armario….etc.Parecia que la intriga se adueñaba de todos y despues de varias horas de discursiones decidieron entrar.El interior era puro horror,ratas moviendose de un lado a otro,serpientes deslizandose por los pocos y muebles viejos que se hallaban en su interior ,telarañas colgando de las patas de los muebles,alguna araña tejiendo su cama…en fin cada animal de la colina habia tomado su posesion en aquel lugar.Todos estaban impresionados  por lo que veian ,la cara de asombro y los ojos superabiertos no podian abrirse más para no perder  ni detalle.

El niño se adentro  a una continua habitación donde habia una cama inmensa con restos de sangre en las sabanas,llenas de moho por el agua que habia goteado de alguna  gotera del tejado y la humedad se habian adueñado de ella.De pronto el cielo se cubrio de negro,comenzó un fuertisimo viento que movia las ramas de los arboles rozando las ventanas la puerta de madera podrida vieja se quedo encajada de pronto con un fuerte golpe que hizo al cerrase por el viento.EL golpe fue tan fuerte que los padres le decian al hijo que acudiera donde estaban ellos y que marcharan de alli cuanto antes ,la noche no pintaba muy bien y que seria lo mejor ,que no era un sitio donde podian hacer un camping de fin de semana y seguir un minuto más.El chico les decia jiji¿teneis miedo,no? ¿No lo hareis para asustarme verdad? Sabeis de sobra que esto más que miedo me produce curiosidad,me intriga lo ocurrido hace siglos según me habiais contado la gente no se atreve a venir hacia aquí despues de siglos,deberiais estar contentos de poder descubrir lo que en realidad que paso con ese guerrero nosotros seremos los que con todas las pistas que encontremos aquí las traladaremos a los vecinos y les contaremos como sucedieron las cosas ,descubriremos la realidad…….la madre perpleja a sus palabras del niño le decia que estaba loco,que la historia del guerrero no era una broma y que podia ocurrir algo en la familia y que era un niño muy deseado y no queria que le pasara nada malo.

Al final lo consiguieron ,decidieron marcharse del lugar pero no sabian que la puerta se habia quedado encajada y no podia abrirse,despuesde intentarlo varias veces y de darle varios golpes ,la puerta no se podia abrir.Revolvieron un cajon donde se encontraba un hacha de hierro afilado,de mango forjado con una insignia de cuatro letras,sin dudarlo un minuto más la cogieron y  golpearon sin parar hasta que la puerta se convirtio en una pura astilla debido a sus golpes para poder salir.Despues de tantos intentos al final lo consiguieron salir de esa casa que era pura ruina .

Asi decidieron volver andando al lugar donde habian aparcado el coche para marchar a casa y olvidar cuanto antes esa pesadilla vivida.Pasaron varias horas hasta llegar al pueblo y refugiarse en casa ,comentaron lo que habian visto ,no encontraron ninguna solucion a lo ocurrido.La madre decidio preparar la cena y olvidar lo sucedido cuanto antes pero era imposible no recordar aquellos minutos de miedo  al no poder salir del caserio.

Despues de cenar todos marcharon a dormir sin comentar nada.

Al dia siguiente cada uno volveria a su destino,el padre a su faena de carpintero,la madre a las tareas de la casa y el niño al colegio .Aquella mañana en el colegio los niños en clase de lengua tenian que contar en una redaccion lo que habian echo durante el fin de semana,el no se lo penso dos veces y comenzo a escribir ,una vez terminadada la redaccion la profesora le dijo que comentara lo que habia escritoy asi lo hizo.Toda la clase se quedo en silencio escuchando su redacccion ,algunos lloraban de miedo,otros se abrazaban para poder terminar de escuchar el escrito.La profesora perpleja a sus palabras no podia creer lo que escuchaba se quedo sin aliento y sin ninguna respuesta;simplemente le pregunto al niño:¿y tu que opinas sobre todo lo ocurrido.El sin pensarlo dos veces comento que le gustaria descubrir más sobre esto,que por que no realizaban una sesion de exorcismo para ponerse en contacto con el guerrero y hacerle preguntas para desccubrir la verdad.Todos opinaban que seria bueno descubrir lo que hace siglos nadie sabe.La profesora dijo que eso era muy peligroso que podian ocurrir muchas cosas de las que todos tendrian miedo ,que el exorcismo no era un juego de niños,que se invocaban espiritus y que los niños de ocho años no estaban preparado para esos temas,ni incluidos los mayores.

Alguien trato de convencerla y le dijo que porque no se juntaba todo el pueblo en el colegio,que cada vecino preparara una cosa como las letras del abecedario,un kilo de sal para rodear las letras,velas rojas ,negras y blancas.Que las velas rojas indicarian la sangre del guerrero,las blancas su corazon y las negras su muerte.

Les dijo que hablaria con el alcalde y le propondria lo comentado en clase y si el estaba de acuerdo asi lo harian.El alcalde acepto la propuesta de la profesora y en pocos minutos estaba pregonando la noticia a los ciudadanos .El pregon decia:

LES HAGO SABER QUE POR ORDEN DEL SEÑOR  ALCALDE QUEDAN TODOS INVITADOS  AL COLEGIO PARA REALIZAR UNA SESION DE EXORTERISMO Y DESCUBRIR LA MUERTE DEL GUERRERO DEL PUEBLO,LA REUNION QUEDA CONVOCADA EL DIA DOCE DE MARZO A LAS  DIEZ DE LA NOCHE.

Todo el pueblo quedo enterado ,pero lo que no sabian que ese dia se cumplia el aniversario de la muerte del mismo.

Los chicos en el colegio fueron recortando las letras del abecedario una a una y pegandolas en una cartulina blanca,las velas de los tres colores fueron llevadas al colegio,la sal iba llegando de parte de los niños……Todo estaba preparado para el acto,el niño no se podia creer que todo lo escrito y comentado en clase se haria realidad ,que se descubririan los hechos….estaba supernervioso.

Por fin llego el doce de marzo y las diez de la noche,todos los ciudadanos estaban reunidos en el colegio,las luces del pueblo apagadas la unica la de la puerta principal del colegio.Los niños de la clase sentados en circulo,los padres colocando las velas y las letras con la cartulina blanca,el vaso que marcaria cada respuesta y la sal bordeanto todo.

Por fin sonaron las diez en en reloj de pueblo,los niños se dieron las manos ,y se concentraban en las preguntas que harian,el silencio inundaba todo el pueblo y el colegio,solamente se oia el murmullo del viento del norte,todos estaban superconcentrados para el apto.La profesora fue la que rompio ese silencio formulando una pregunta al aire ¿Quién quieres que hable contigo?muevete hacia el lugar de quien te representara en este lugar.el vaso se movio hacia el niño de la redaccion ,pronto se manifestaria en el niño con un agujero en el pecho sangrando ,su camiseta blanca quedo rosa de la sangre ,todos no podian creerlo.De pronto las letras se descolocaron ,la sal se situo alrededor del niño,se oian los susurros y gemidos ,pasos por el pasillo del colegio,el abrir y cerrar de puertas ,el viento cada vez era mas fuerte …..los cuervos de la colina picoteaban las ventanas del colegio……uno de los compañeros del niño se decidio a abrir los ojos  y comento :todas las letras estan    marcardas en la ventana formando una  frase ,mi compañero esta manchado de sangre  tiene un agujero en el corazon …..se oyen pasos ……tengo mucho miedo ……….decirme si tu eres mese guerrero que no podia dormir por la noche ,le comento que si daba dos golpes era un si y si no lo era daria tres…..de pronto los pasos se oian más cercanos,y de pronto…..tam,tam,dos golpes sonaron muy fuertes.Todos se agruparon en el rincon de la clase y observando al niño ….de pronto el niño de la redaccion comenzo a valvucear palabras que nadie entendia,a mover los brazos como aspas de molino,a dar saltos sin parar…….el espiritu de guerrero se habia adentrado en un cuerpo de ocho años.Los padres del niño se asustaron muchisimo y gritaban: QUE ALGUIEN PARE ESTO POR FAVOR,de pronto una voz se oyo diciendo: no temais soy el guerrero de la colina ,no hare daño a nadie,me habiais llamado ,pues aquí estoy……,el viento era mas fuerte ,la luz de las velas se  balanceaban de un lado a otro,los pasos dejaron de sonar ,las luces permanecian intermitentes,los telefonos sonaban  solos sin que nadie marcase ningun numero,los cuervos miraban tras de las ventanas observando todoy golpeandolas con sus picos.

Una  vecina no aguantaba más y decidio marchar en busca del cura del pueblo y explicarle lo sucedido,sus piernas no podian correr mas rapido ,su corazon latia inmensamente,la fatiga y el miedo de la oscuridad se aduerñaban de ella,pero era mas la impotencia de ver que un niño estaba poseido por un espiritu.Por fin llego a casa del cura ;lamo fuertemente ,enseguida le abrio,le conto lo ocurrido y sin pensarlo dos veces se dirijieron hacia el colegio lo mas rapido posible .una vez en el colegio el  cura se dirigio a la clase,saco su rosario de cuentas gordas y negras que terminaban en forma de cruz,una botella de agua bendita ,y una bibilia para leer algun fragmento y asi el guerrero pudiera descansar en paz.

El niño se dio cuenta de la presencia del cura y comenzo a contarle todo lo que ningun ciudadano no sabia ,le comento que habia sido tiroteado por una persona del pueblo,daba gracias a esta familia por su preocupacion de saber lo ocurrido,las manchas encotradas en  las sabanas del caserio de sangre era de su cuerpo ,y dque estaba enterado medio vivo,que se diriejan al cementerio para que lo salvaran.

:Nadie podia dar credito a las palabras como iba a estar vivo si esta historia  venia de siglos atrás .El sacerdote dijo una palabras sobre el niño posandole las manos en la cabeza y bendiciendole con agua ,le dijo a sus padres quew no se preocuparan que el niño tardaria meses en recuperarse,y que el espiritu del guerrero,pero que no se preocuparan…..

Los ciudadanos marcharon hacia el cementerio en la fila 25 del pasillo 8 ,se encontraba una tumba entre abierta y dentro de ella se oia POR FAVOR SACARME DE AQUÍ.ESTOY VIVO  yo soy inmortal ,solo tengo una vvala en el corazon que debeis de quitarmela,me ha manifestado en este niño por creer en mi…….Uno de los ciudadanos mas atrevidos y nuevo enterrador del pueblo no se lo penso dos veces ,hizo gran fuerza sobre la superficie de la lapida entre abierta de la cual al retirarla por completo salian palomas blancas ,de pronto una luz a parecio cubriendo todo el pueblo,parecian las dos de la tarde,se decidio meterse dentro para poder sacarloy asi fue con ayuda de otro señor lo posaron en el suelo,las serpientes ,gusanos,ratas y otros animales de la colina lo rodearon,ell medico del pueblo le saco la vala .

Al cabo de unos meses todo volvia a ser normal,nadie hablaba de lo ocurrido,el guerrreo volvio ala colina,a esa casa que habia ido reparando poco a poco con su trabajo constante,el niño de la redaccion volvio a  la clase que le habia descubierto la realidad,la profesora no volvio a comentar nada .Todo parecia un sueño de una noche.

Como se puede comprobar en esta historia la fe nunca hay que perderla.

                                                                                                                             JOSE IGNACIO 5ª



LAS BRUJAS DE TRASMOZ


Érase una vez tres brujas, pero no tres brujas normales, sino tres brujas muy especiales. La mayor era la más alta y delgada, la más malvada de las tres,  llamada Eustaquia. La mediana era, no muy alta pero tampoco muy baja, no muy gorda pero tampoco muy flaca, era la más honesta y la más buena
(aunque lo disimulaba), llamada Muriel. La pequeña era muy baja y fofita, aunque muy rápida llamada Natacha.
Eran tres brujas muy especiales ya que para vivir se hacían pasar por humanas para que no las quemaran vivas. Por ejemplo compraban el pan en la panadería de toda la vida, cuando podían perfectamente hacerse lo ellas; iban a visitar al médico cuando eran muy capaces de curarse sus males; visitaban con asiduidad la verdulería cuando las plantas no tenían ningún secreto para ellas.

Lo que nadie sabía cuando las veía en el pueblo, era que todas las tardes recorrían los montes cercanos para recoger toda clase de hierbas. Tampoco la gente se imaginaba que en las noches de luna llena y en algunas fechas señaladas, y acompañadas de otras brujas, se iban al bosque al anochecer, se ponían unas ropas blancas, cogían piedras y hacían un circulo y alrededor de él, en la hoguera tiraban todos los elementos propios de su creencia así como conjuros de brujas en un idioma que nadie del pueblo entendería. Uno de los  conjuros que más usaban decía lo siguiente:

 - “Wa wa wo bi ka na sa ena”


Un día se fueron del pueblo a ver a otras amigas brujas de la redolada. Primero salieron del pueblo como una persona normal y corriente, o sea, andando y transcurridos unos cuantos kilómetros; sacaron sus escobas (y no precisamente para barrer) y fueron volando hasta unos cuantos kilómetros antes de su destino.  Se apearon de sus escobas y siguieron andando. Y esta vez si que barrieron porque el portal de su amiga estaba hecho una porquería.
- ¡Ana, haz el favor de barrer, sino no vendremos otra vez de visita! – dijo Eustaquia.
- Vale Eustaquia, no volverá a pasar.
- ¿Dónde tienes las pastas que nos habías prometido? – pregunto Natacha.
- Al lado del gato negro.
Entonces la bruja Ana miro hacia la izquierda y luego hacia la derecha, aunque era capaz de poner un ojo para  cada lado, y pronuncio las palabras mágicas que activaron la fábrica de galletas particular.
-       ¡¡¡Magdalena, galleta, cuetara, digestive!!!

De repente el cielo se nublo, cayo un rayo sobre la cocina y en un pis pas un surtido de galletas, bollos, magdalenas, etc. apareció junto a cuatro tazas de café, cuatro azucarcillos y cuatro cucharillas.
Cuando terminaron de comer las pastas, Ana les invito a un te que no lo pudieron rechazar.
Y Ana dijo las palabras mágicas:
-¡¡¡Te caliente o te frió, sírvelo ya!!!
Y apareció un te al gusto de cada bruja, ya que el conjuro leía la mente para saber si lo querían caliente o frío.    
Pasaron una tarde estupenda con su amiga, hablaron de todo, con plena libertad, sin esconderse de nada como tenían que hacer habitualmente para no levantar sospechas. La vida de una bruja era dura porque tenían que estar siempre alerta para nadie descubriera ni sospechara siquiera que no eran personas normales.

Hasta ese momento no habían tenido ni un descuido, pero todo empezó a torcerse para ellas  un día en que Eustaquia y Natacha estaban en el fuego del hogar, con un gran caldero, dándole vueltas y ensimismadas para que no dejar ninguno de los ingredientes que explicaba el libro de los conjuros. No se dieron ni cuenta la primera vez que llamaron a la puerta. La segunda vez que llamaron lo oyeron y pensaron que seria Muriel que volvía del bosque con todo lo que habían encargado. Como no podían dejar el caldero solo en ese momento, gritó Eustaquia:
- Pasa, no se ni para que llamas, si sabes que te estamos esperando y la puerta la has dejado abierta….

De repente oyeron al fondo una voz que no les era familiar y que les dijo:

- ¡Que estáis haciendo!

Se volvieron las dos a la vez y por su interior subió un calor, que consiguieron dominar antes que su cara reflejara el susto que tenían en el cuerpo.
Se adelanto Eustaquia y le dijo

- A que te refieres querida vecina, y mas importante que es lo que quieres.

La vecina que si tenía cara de susto dijo:

- No, no, no ahora lo importante es que hacéis vosotras, porque el olor de ese caldero no es muy agradable, ¿y que hace es libro abierto en la mesa?

La bruja respondió:

- Veras querida vecina, estamos preparando nuestra cena, y ese es el libro que nos dejo mi madre con todas sus recetas que fue guardando de todos su viajes por el mundo. De todas formas, dinos que quieres

- Nada, nada, ya me voy….

Y salio corriendo de la casa, sin saber muy bien que hacer ni adonde ir.
Decidió contárselo a una vecina de confianza que se llamaba Nicolasa, que le aconsejo que se lo contará a la autoridad del pueblo, porque cualquier sospecha era mejor que se aclarase, para que nada manchase el buen nombre del pueblo. Nicolasa estaba convencida que algo como lo que había visto solo lo podían hacer las brujas. Y que también era muy raro que esas mujeres  vivieran solas, no tuvieran novio ni mostraran ningún interés en tenerlo. Y que no tuvieran miedo a nada, o por lo menos eso parecía.

Mientras tanto Muriel llegó a casa, y las otras brujas le contaron lo sucedido y sus sospechas de que esto les iba a traer algo malo, sabían que ellas dos estaban prácticamente condenadas, pero la vecina no había visto a Muriel, y decidieron que esta se escondiera en el bosque durante dos días.

Tras la conversación de la mujer con su vecina Nicolasa, corriendo se fue al ayuntamiento para acusar a Eustaquia y Natacha de brujería.  

El alcalde no termina de creerse que Eustaquia y Natacha fueran brujas, y menos cuando sabia que eran partidarias suyas. O sea que le habían votado. Y le replicó:
-       No me lo creo, te acompañaré y seguro que todo tendrá una explicación lógica.

Caminando por la calle principal se fue agregando gente a tan disparatada comitiva. Los rumores y el murmullo era cada vez más estridente.
Cuando llegaron a la casa entraron por la puerta falsa, subieron las escaleras y al llegar a la buhardilla que daba acceso al tejado; los vecinos les preguntaron:
-       ¿Qué hacéis?
-       La cena por supuesto, dijo Eustaquia.
-       Entonces podremos degustar ese guiso tan rarete.
-       Bajo vuestra responsabilidad, dijo Natacha.
-       ¡¡¡Ya sabéis que a mi la comida me gusta muy especiada!!! exclamo Eustaquia.
-       Nuestra estancia en países del Próximo Oriente nos ha trasformado nuestro apetito, añadió Natacha.

Ante la insistencia del personal el alguacil, que no tenía muchas luces, se lanzo sobre la sopera y engullo cuatro cucharas antes de que ellas pudieran evitar lo.

El alguacil en menos de dos minutos estaba retorciendo se de dolor y ante los ojos del resto de vecinos se transformó en un ser indescriptible.
Bueno vamos a intentarlo, no tenía pelo donde tenía que estar, cualquier orificio del cuerpo supuraba pus. Los ojos se convirtieron en dos cuencas vacías que parece que se comían la luz del sol. Caminar sobre sus piernas le era imposible puesto que le habían salido unas pezuñas mitad cerdo, mitad caballo. La nariz de Pinocho no era nada comparada con la suya. Sus orejas se transformaron en antenas que al mínimo roce descargaban electricidad.

La espantada fue general, pero a la altura de la plaza de la Misericordia a la turba le entró el sentido común y decidieron volver sobre sus pasos al grito de:
-       ¡¡¡¡¡ HAY QUE QUEMAR A ESAS BRUJAS!!!!!!

Antes de que llegaran las dos brujas huyeron con sus escobas y por el camino demandaron la ayuda de sus amigas de alrededor.

La respuesta de estas fue que no podían ayudarlas porque sino también ellas serían desenmascaradas. Y no estaban dispuestas a permitir que dos zopencas, torpes y no muy buenas brujas les reventaran su coartada.

Entonces, a la altura de Trasmoz fueron apresadas por el gentío y pasadas por la hoguera entre gritos que los viejos del lugar aun recuerdan.
 Pero sus últimas palabras incrustaron en la conciencia colectiva del personal un desasosiego que dejo a todo el mundo estremecido.

Al grano, estas fueron sus últimas palabras:

-       “Esto no es el final, volverán nuestras voces a asustar a vuestros hijos todas aquellas noches de luna llena. Temednos, el pájaro que sobrevolara  todos los días este pueblo serán nuestros ojos y oídos. Y la luz no volverá a vuestras casas ni a vuestras almas.”

Entre la gente y con lagrimas en los ojos, que nadie podía ver porque una gran capucha tapaba, se encontraba Muriel, que cuando se iba hacia el bosque, oyó mucho jaleo y se acerco al pueblo para ver lo que pasaba. No pensó que un juicio pudiera ser tan rápido, De repente la rabia le hizo secar las lágrimas y decidió que ella se encargaría de la venganza.

Todos huyeron despavoridos a sus casas para recoger sus pertenencias y salir del pueblo lo antes posible y si evitar la horrible maldición que en el último suspiro salió de sus bocas quemadas.

El alcalde les paro en la huida del pueblo y les convenció para que se quedaran, asegurándoles que nada de los que habían dicho en la hoguera se iba a cumplir, que era una tontería y que era mentira, que se fueran tranquilos, que si algo pasaba el lo solucionaría.

La gente poco a poco se fue a sus casas y volvieron a colocar todo en su sitio, e intentaron olvidar todo lo que aquella noche había ocurrido.

Pero Muriel no iba a olvidar ni perdonar. Después de aquello recogió todo lo que había en la casa y se fue a vivir con Ana, la amiga a la que habían visitado no hacía mucho. Le pidió ayuda para pensar como llevar a cabo su venganza.

Ana vivía con un gato y un cuervo negro, y entre los cuatro decidieron en que consistiría la venganza, bueno la verdad es que el cuervo y el gato no mucho, como las brujas no tenían muy claro el hechizo para hacer hablar a los animales, pues estos solo miraban con los ojos muy abiertos lo que las brujas iban hablando.

Y su venganza comenzó al día siguiente. El hechizo para que un animal comprenda órdenes humanas y la cumplan lo tenía dominado, así que le encargaron al cuervo  que sobrevolara el pueblo y que les mostrara cuántos niños había en el pueblo y en que casa vivían. Y así lo hizo el pájaro, después de una pócima que le obligaron a tomar y que conseguía que a través de los ojos del cuervo, las brujas en su casa pudieran ver todo como si ellas estuvieran sobrevolando el pueblo.

Cuando Muriel pudo ver todo aquello, lo que hizo fue es ir por la noche al pueblo y cada noche llevarse a un niño y dejarlo en una cueva cerca de la casa de Ana. Y así cada noche.

La gente del pueblo, tras la primera desaparición comenzaron a inquietarse, pero pensaron que a lo mejor el niño se había perdido y que volvería o  lo encontraría, pero cuando desapareció el segundo, el tercero y así todos, ya no podía ser una casualidad ya era algo más.

Todos recordaban la maldición, sobre todo porque los restos de la hoguera seguían humeando, como si alguien la mantuviera encendida.

El pueblo junto, y el primero el alcalde que les había prometido que les defendería, se pusieron día y noche a buscar a los niños.

Al cabo de cinco días de búsqueda por fin, cuando ya no tenían esperanza de encontrar a nadie y la desesperación había dominado a todos, unos de los perros empezaron a olisquear al final del bosque. Quitaron unos matorrales y allí encontraron a los niños, hambrientos y congelados pero la alegría de encontrase, en ese momento hizo que esa cueva les pareciera el paraíso.

Los niños les explicaron como cada noche una mujer se los llevaba de la cama, aunque no tenían muy claro como conseguía entrar a la casa, ni como los podía transportar sin que nadie les viera, ya que la cueva donde los encontraron estaban bastante lejos del pueblo. Ninguno de los niños recordaba nada, solo uno, el más pequeño de todos recordó cómo era la cara de la mujer que se lo llevo.

Nadie sabía quién podía ser, excepto el alcalde que enseguida supo que era la tercera bruja, que había desaparecido y de la que nadie se había acordado, debido a los últimos acontecimientos y a que el miedo muchas veces paraliza y no deja pensar con claridad.

Se pusieron a buscarla por todos los sitios, colgaron carteles, pero nada no consiguieron encontrarla. Sabían que hasta que no la encontraran, no podrían vivir tranquilos y así se lo recordaban cada noche los restos de la hoguera que seguía sacando humo.

El alcalde solo, todos los días por la tarde iba buscándola, porque él las conocía mas y tenia algunos sitios a donde sabía que solían ir. Y así preguntando aquí y allá consiguió la dirección de una amiga de las tres brujas llamada Ana.

Y allí que fue a preguntar, pero cuál sería su sorpresa al llamar a la puerta de aquella casa que estaba aparentemente vacía, le abrió Muriel. Los dos se asustaron de verse, ya que ninguno de los dos esperaba encontrar al otro.

Muriel en un primer impulso le intento cerrar la puerta pero el alcalde quería solucionar aquello y conseguir quitar el miedo de la gente del pueblo que cada vez iban quedando menos.

Cuando Muriel le intento cerrar, el alcalde puso el pie entre la puerta y el marco y le dijo:

-       Quiero hablar contigo, no te voy  a detener, solo quiero que hablemos, por favor

Muriel le contesto:
-       Que quieres hablar, tu solo quieres que sea el fuego quien hable y no lo voy a permitir.

-       Espera le dijo el alcalde, nos equivocamos, nos pudo la furia, y unos a otros nos contagiamos de una especie de locura colectiva. Deberían haber tenido un juicio y no quemarlas directamente.


Muriel se quedo pensativa y le dijo, pasa y hablaremos
-       Dime alcalde, ¿qué es lo que quieres ahora?, ya tenéis a vuestros niños

El alcalde le contesto:

-       Quiero que la maldición desaparezca de mi pueblo, que la gente no tenga miedo y que no se vayan mas

-       Y como lo vas a conseguir – le respondió Muriel

-       Quiero llegar a un acuerdo contigo, quiero que vengas conmigo al pueblo, y si tu nos eliminas la maldición, nosotros te dejaremos vivir en tu antigua casas, te aceptaremos todos, pero tú nos tienes que asegurar que tus conjuros nunca los utilizaras para hacer el mal.

-       Y las que habéis quemado…..

-       Eso ya no se puede hacer nada, piénsatelo y dime algo dentro de tres días, si vienes al pueblo entenderé que es una aceptación de este trato, sino entenderé que es un no, pero no te atrevas a realizar cualquier maldad contra mi pueblo, y si te he encontrado una vez, te puedo encontrar más veces.


El alcalde al pueblo y no dijo nada a nadie de lo que había pasado aquella tarde.

Tres días más tarde, el alcalde estaba en el ayuntamiento y un alboroto en la calle, bajo a ver qué pasaba y se encontró a Muriel, rodeada de gente. El alcalde sonrió, porque sabía que era difícil, pero podía ser el comienzo de algo bueno.

La gente comenzó a acorralar a Muriel  y a gritarle. El alcalde se hizo paso como pudo entre la gente y se puso delante de Muriel y a gritos comenzó a decir:

-       ! Por favor, escuchadme!
-       Parad y escuchad lo que os tengo que decir
La gente gritaba y hacia caso omiso, lo que se escuchaba eran gritos de:
-       Bruuujaaaa!!! Bruujaaaaa!!

El alcalde volvió a gritar, pero esta vez lo hizo tan fuerte que los que estaban en la plaza se callaron:

-       Os estoy diciendo que me escuchéis. Si ella es bruja, pero es la única que puede destruir la maldición que hay en nuestro pueblo. Las otras dos brujas que quemamos, seguramente serian malas, pero todo el mundo tiene la oportunidad de tener un juicio y poderse defender.

Muriel está aquí porque yo le dije que viniera, quiero que esto acabe, todos tenemos miedo y con miedo no se puede vivir. Cometió el error de llevarse a nuestros hijos, pero ellos ya están en casa bien, y nosotros cometimos el error de condenar a alguien sin juzgarlo. Así que le pedí que viniera y que deshaga el maleficio. Nosotros la dejaremos vivir en su vieja casa y ella puede hacer sus “cosillas”, pero no puede utilizar sus poderes para hacer el mal.

Los que estaban en la plaza se quedaron en silencio durante un rato, y al final se oyó una voz al fondo del grupo que decía, por mi parte SI. Y ese grito se empezó a oír poco a poco hasta que se separaron de Muriel y el Sí retumbo por toda la plaza.


Y así fue como Muriel retiro el maleficio, y desde aquel momento la hoguera dejo de humear. Pero ella y resto de las personas de ese pueblo decidieron irse, en el pueblo viejo habían pasado demasiadas cosas, y juntos se fueron a otro lugar, y crearon otro pueblo  al que llamaron Nuevo Trasmoz.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada